ACREDITACIÓN DEL VIKTOR FRANKL INSTITUTE

ACREDITACIÓN DEL VIKTOR FRANKL INSTITUTE

viernes, 13 de julio de 2018

THE MEANING OF LIFE


Everything can be taken from a man but one thing: the last of human freedoms to choose one's attitude in any given set of circumstances, to choose one's own way. When we are no longer able to change a situation we are challenged to change ourselves. Viktor E. Frankl.


by Dr .José Martínez-Romero Gandos

Contrary to man in the past that kept traditions and ethical regulations to live by, men of today lacks instincts that they say to him what to do. Not knowing which way to take, the person can fall in the temptation of doing what the others do or wish to do (conformity) or what the others impose (totalitarianism). A third risk, however, is to develop what the well-known XX c., Viennese neurologist, psychiatrist and psychotherapist Viktor E. Frankl - creator of called Third School of Vienna: the Logotherapy - called noögenic neurosis.

 To differentiate noögenic neurosis from neurosis “in strict sense” is essential for the conflicts that the former develops are conflicts from conscience, confrontation with values and intense existential frustration. Can an existentially frustrated man be helped to find meaning in his life? It is widely thought that maybe it is too late in this globalized world in crisis, immersed in existential emptiness. However, Logotherapists among other mental health professionals, firmly believe it is never too late.

 Economic pressures, recession, structural poverty and crisis against growing existential frustration arising from a consumer society that is success oriented, competitive, lacking in opportunities, especially in the area of work, demands not a globalized perspective but a holistic approach to help discover man´s true needs and provide for the development of his essential condition: being an individual. The key to avoid falling into existential emptiness, profusion of addictions, increase of diseases of all types and wars is Solidarity. It is thus stated that each person is unique and unrepeatable, free and responsible to choose about his future and self- transcendence, always and under any circumstance.

 Frankl used to say that existential frustration is not self-evident but latent. Existential emptiness is in larval stage and hidden behind several masks. One of them is depression. Not the one that arises from suffering, inability to provide food for their children or the loss of a beloved one; the one that comes from the realization of a life without meaning. The depression of the rich and powerful executives who despite being immersed in intense social, cultural and sporting activities, to repress their will to meaning for the search of a lot of money and power.

 “The life of the common man as well as that of the one who suffers stills holds meaning IN SPITE OF EVERYTHING”. This is affirmed by Viktor Frankl who among other hard difficulties survived from 1942 to 1945 in various Nazi concentration camps included Auschwitz and Dachau. According to his views the man is capable of transforming into service any situation that, speaking humanly, does not have any exit. Man is able to transform a situation that humanly speaking has no way out into service.

It’s essential to seek “healing“ under the care of another. That “another” can be brother, friend, son, partner. Often this company is the real springboard that gets man back into the meaning path. Transcendence of existence is accepted; suffering is overcome and hope is reclaimed. When this is not possible, when he cannot cope with these difficulties and redirect grief to someone or something to love, is necessary a contact with a doctor, a counsellor, a logotherapist, a psychologist or a religious man.

 Today´s challenge is to build a system in which solidarity is the centre. Such solidarity will not only prevent psychopathological problems arousing from deep feelings of loneliness caused by this globalized society but also monitor the appearance of disturbed behavior that prevents living life in its fullness and may alter social and family interaction.

Getting a deep insight into the spiritual nature of a human being; relieving the distress of the finiteness of one life self-transcending; internalising that life is granted to be lived at full despite adverse circumstances and even in the worst moments, finding a new meaning according to ours values, may us help to move a step forward towards the reencounter with the meaning of life because, as previously I said, life always has it.

The author is PhD. in Psychology, Logotherapist and disciple of the creator of the so- called Third School of Vienna: the Logotherapy: Dr Viktor E. Frankl. 



miércoles, 6 de junio de 2018

"MALDITO CIGARRO" Cuento corto. Autor. Dr. José Martínez-Romero Gandos.

     El cuento que hoy reproducimos en este blog resultó ganador del Concurso "4 Cuentos" que el diario La Opinión de la ciudad de A Coruña (Galicia - España) organizó hace ya un tiempo. 
    En primer lugar reproducimos el cuento tal como fue publicado, en gallego y con una ilustración que era una de las bases del concurso y que dió lugar a la historia.
    Más abajo introducimos la traducción al español para los lectores de este blog.
    El cuento posee las características principales de un cuento corto: presentación y desenlace con una frase significativa, suspenso, personajes característicos y misteriosos y un clima psicológico para analizar.
    Nos gustaría conocer vuestra opinión insertando un texto en "Comentarios" de este blog. 




¡MALDITO CIGARRO!

Cuento ganador del Concurso “4 Cuentos” del Periódico La Opinión de la ciudad de A Coruña – Galicia – España.


Pensé que no tendría fuerza suficiente para hundir la navaja.

Fumaba un cigarro puro que acercaba a sus labios con unos movimientos reveladores de su interés en llamar la atención o hacer alguna indicación. ¡Esos dedos largos y débiles! ¡Esos ojos cerrados dejando a la vista el atractivo de los párpados y pestañas cubiertas de un maquillaje exagerado! Un largo muro de piedra y unos faroles cada veinte metros. No era habitual que terminara la noche caminando por esas calles de la ciudad. Una actitud indolente, producto del aburrimiento, borraba los indicios propios de la situación.

Mi bisabuela fumaba todas las noches un cigarro de esas características. Yo estaba acostumbrado a sus manos curtidas por el trabajo con la azada, la hoz y la guadaña. Pocas veces acariciaba con esas manos ásperas y de nudillos prominentes. Sin embargo, su amor era una joya brillante y tenía, con nosotros, ese trato especial que solamente los viejos prodigan a adolescentes que crecen en la oscuridad de la centenaria casa de aldea.

La mujer llevó la mano cerca de su cara y las luces de la ciudad dejaron ver una belleza muy extraña, misteriosa, sutil. Su dedos débiles y largas apretaban el cigarro encendido del que aspiró con fuerza. Me acerqué a ella atraído por el aroma inconfundible de ese puro canario. Abrió los ojos y miró de soslayo. Llevé la mano al bolsillo. Mi bisabuela siempre decía que ese gesto no convenía a mi condición. Sentí un olor a sudor de hombre. No tuve tiempo para distinguir el origen del hedor. Nuestros brazos se movieron como aspas locas de un molino de viento. Sentí el roce de su piel. Un instante de duda y cada uno perdió el dominio sobre sí mismo. El miedo que produce el vértigo de los acontecimiento cerró la posibilidad de superar los impedimentos que bloquearon mi vida adolescente.

Dos gritos llenaron el aire como rayos en una fuerte tormenta. El cigarro dejó una marca roja. La navaja hizo su labor de una forma segura y limpia. Manos de hombre. Una… dos… tres… veinte veces dirigiendo la navaja con habilidad. Los labios aún deseaban lanzar el último suspiro.
¡Pensé que non tendría fuerza suficiente para hundir la navaja!.

Dr. José Martínez-Romero Gandos



jueves, 10 de mayo de 2018

EL SENTIDO Y LA DIMENSIÓN NOÉTICA por el Dr. Charles McLafferty


Charles McLafferty  - Purpose Research, Director.

Publicado en Logotherapy – The Third Viennese School of Psychoterapy (Grupo público de Facebook, 10/05/2018)

Publicado en inglés en traducción aquí del Dr. José Martínez-Romero Gandos.

El Dr. McLafferty nos propone analizar si tenemos la opción de descubrir el sentido y si, al hacer esa elección, (una elección de sentido en sí misma) comenzamos a descubrirlo. Es en la dimensión noética donde conocemos nuestra unidad con los demás, nuestra singularidad y, paradójicamente, nuestra "unidad en la diversidad" (Frankl). Y encontramos que el sentido está siempre disponible, en cada situación

El problema con la "creación de sentido" en cualquier forma derivada es que el ser humano no puede "dar sentido". El sentido no es auto derivado, auto definido o auto actualizado. El descubrimiento del sentido siempre implica algún aspecto que es mayor que el Yo.

Esto nos lleva a las bases de la logoterapia y las teóricas "escalas de la existencia"  mencionadas por Frankl. Los lados de estas escalas están igualmente equilibrados, y cada persona debe decidir qué lado es verdadero. Por un lado está la idea mecánica de la existencia: somos actos aleatorios del universo, meras manchas en una roca gigante que nos arroja al espacio, accidentes del ADN. En definitiva, nada de lo que hacemos importa, ya que todo es relativo. El universo es indiferente, si no hostil. No importa si una persona enferma es curada, o una persona analfabeta aprende a leer, si una persona hambrienta es alimentada ... En un millón de años no importará si alguna vez existimos - será como si nunca lo fuimos.

Por otro lado está la visión teleológica de la existencia. En este punto de vista, somos creados por una razón; todo el universo es solidario y útil. Ayudando a los pobres, sanando a los enfermos, ayudando a los incultos a aprender ... Cada acto de sentido, cada decisión hacia el bien - es un monumento que trasciende el tiempo y el espacio y nunca puede ser quitado. Cada uno de nosotros es único y tiene una tarea única que nos espera y que nadie más puede cumplir.
Los lados de estas escalas están equilibrados y no podemos saber (intelectualmente) qué lado es verdadero. Frankl afirma que solo en la fe podemos arrojar el "peso de nuestro ser" del lado de la balanza que elijamos.

Y aquí estamos con la discusión actual. Si somos simplemente accidentes aleatorios de ADN, entonces nos vemos obligados a crear sentido, porque posiblemente no existe en el universo. Sin embargo, si somos totalmente honestos en este punto de vista mecánico, sabemos que el sentido no puede existir, y esa auto-creación no es más que una efímera y fugaz ilusión. Mi opinión: solo en el intelecto se puede concluir que el universo es un accidente al azar: un intelecto que "toma prestado" de la dimensión noética conceptos tan singularmente humanos como la aleatoriedad, el orden, el significado, el tiempo, el espacio ... El intelecto extrae su energía de la dimensión noética, pero se convierte en un sistema cerrado, sin reconocer su origen, lo que da como resultado los objetivos humanísticos más elevados: la ilusión de la autorrealización.

Y en el lado teleológico, tenemos la opción de descubrir el sentido, y al hacer esa elección, (una elección de sentido en sí misma) comenzamos a descubrirlo. Es en la dimensión noética donde conocemos nuestra unidad con los demás y con algo más grande que nosotros mismos. En lo noético, encontramos nuestra singularidad y, paradójicamente, nuestra "unidad en la diversidad" (Frankl). Y encontramos que el sentido está siempre disponible, en cada situación. La idea de "realizar" el sentido desaparece en el ámbito noético, reemplazada por la auto-trascendencia y la autorrealización, siempre en referencia a algo más grande que el yo.

Por lo tanto, la cuestión de crear versus descubrir sentido está en el corazón de la logoterapia misma.

martes, 1 de mayo de 2018

RECUPERAR EL SENTIDO DE LA EXISTENCIA. Un aporte desde la Logoterapia


Dr. José Martínez-Romero Gandos
A Coruña - Galicia - España

Un famoso neurólogo, psiquiatra y psicoterapeuta vienés del S.XX, Viktor E. Frankl (1905 – 1992) nos dice que el hombre de hoy carece de instintos que le digan lo que tiene que hacer, contrariamente a los hombres del pasado que conservaban tradiciones y regulaciones éticas que le indicaban lo que debía ser. Al no saber lo que tiene que hacer puede caer en la tentación de hacer lo que los demás hacen o desean (conformismo) o hacer lo que los demás imponen (totalitarismo). Un tercer riesgo es desarrollar lo que el autor llamó “neurosis noógenas”.
Diferenciar esta “neurosis noógena” de la neurosis en sentido estricto se hace necesario porque los conflictos que desarrolla son conflictos de conciencia, colisión con los valores e intensa frustración existencial.
Aquí debemos preguntarnos si podemos hoy ayudar al Hombre existencialmente frustrado a encontrar un sentido en su vida. Muchas personas piensan que tal vez es tarde para esta tarea en un mundo totalmente globalizado, en crisis y vacio existencialmente. Creemos que no.
Las presiones económicas, la recesión, la pobreza estructural y la crisis generalizada golpean a la sociedad sin horizontes claros de reacción. Solamente una perspectiva "holística" y no "globalizante" permitirá descubrir sus verdaderas necesidades y proveer al desarrollo de su condición esencial: Ser Persona. La clave para evitar la caida en el vacío existencial, la profusión de adicciones, el aumento de las enfermedades de todo tipo y las guerras es la solidaridad. Afirmamos que cada persona es única e irrepetible, libre y responsable para decidir sobre su futuro y sobre su autotrascendencia.
Para responder a las preguntas que las personas le formulan frente a la creciente frustración existencial provocada por nuestra sociedad consumista, exitista, competitiva y carente de oportunidades (especialmente en el ámbito del trabajo) se ha desarrollado, en el mundo entero y en especial en Argentina y toda Latinoamérica, la Logoterapia creada por el Dr. Viktor E. Frankl. En esta dimensión de fenómenos auténticamente humanos es en el que se muestra, dramáticamente, la frustración existencial y el cada vez mas difundido “vacío existencial”, que tan maravillosamente describiera su creador.
Nos decía Frankl que esta frustración existencial no es manifiesta sino latente. El vacío existencial permanece larvado y se muestra con varias máscaras. Una de ellas es la depresión. No aquella reactiva al sufrimiento, la carencia de alimento para los hijos o a la pérdida de un ser querido. La depresión por la conciencia de una vida sin sentido. Aquella depresión “de los ejecutivos, ricos o poderosos” que aún arrojados a la intensa actividad social, cultural o deportiva, reprimen su “voluntad de sentido” por una “voluntad de poder y dinero”. La frustración existencial no es patógena en muchas personas pero es muy posible que pueda llegar a serlo y desembocar en neurosis si no se mantiene la meta de un sentido de vida autotrascendente.
Para evitar la enfermedad el Logoterapeuta debe ser conciente y hacer conciente en el paciente que ahora mas que nunca, en este momento de crisis social, la vida del hombre común y también la del hombre que sufre, sigue teniendo sentido A PESAR DE TODO.
 “¿Qué derecho tenemos para atrevernos a decir que la vida nunca deja de tener un sentido para todos y cada uno?  Lo afirmamos desde la convicción de que el hombre es capaz de transformar en servicio cualquier situación que, humanamente considerada, no tiene ninguna salida. (Frankl)”.
El desafío es construir un sistema en el que la solidaridad sea el centro. Prever los problemas psicopatológicos derivados de sentimientos profundos de soledad provocados por esta sociedad globalizada, vigilar la aparición de comportamientos alterados que modifican e impiden esa plenitud de vida, encarar las sutiles y a veces brutales circunstancias en las que se altera la convivencia familiar y contribuir al bienestar de nuestros niños y mayores, es el desafío de la hora.
El hombre común, sin la necesidad de ningún estudio sistemático, vivencia esta naturaleza espiritual de su ser Persona. Vivencia esta angustia por su finitud y se esfuerza en su autotrascendencia. No se le escapa que su vida vale la pena vivirla, plenamente. Y se esfuerza para encontrarle sentido a pesar de las circunstancias que, inevitablemente, lo rodean y frustran muchos de sus proyectos.
En muchas oportunidades encuentra ese sentido a pesar del sufrimiento que le produce el dolor por la pérdida de un hijo, el dolor físico de una enfermedad o trauma, la carencia de un empleo o una casa, o la necesidad de enfrentar catástrofes naturales.
Si el Hombre es capaz de esto y mucho mas, ¿porqué llega hasta un psicoterapeuta en busca de ayuda? Algunos porque se encuentran en una profunda crisis frente a estos avatares de la existencia. Otros porque reconocen que padecen síntomas desagradables, penosos, indeseables, que amenazan la tranquilidad de su existencia. Aquellos porque no han podido superar estos trances y dirigir su dolor hacia algo o hacia alguien a quien amar, cayendo en la angustiosa sensación de la carencia de sentido.
Todos buscan la “cura”, el cuidado de un otro. Ese “otro” puede ser hermano, amigo, hijo o compañero. Muchas veces esta compañía es el verdadero trampolín que los coloca, nuevamente, en la senda del sentido.  Aceptan la transitoriedad de la existencia, superan el sufrimiento y recobran la esperanza.

Cuando esto no es posible recurren a un profesional en busca de la “cura”. Según de que “cura” se trate consultan a un médico, un psicólogo, un psicopedagogo o un religioso. Cualquiera de estos profesionales es la persona que “impulsada por su eros terapéutico, aprovecha su preparación técnica para cuidar a sus semejantes, como prójimos, cuando lo necesitan o están enfermos”.
Quienes nos dedicamos a esta profesión, y en especial los Logoterapeutas, aceptamos y reconocemos nuestra “Misión” como aquella destinada a colocarnos al servicio del otro para ayudarlo a mejorar sus “dolencias” cuando éstas lo agobian, librarlo de su angustia cuando el daño es positivo y facilitar su reencuentro con el sentido, a pesar de todo y contando con los valores de su propia existencia.
Hemos desarrollado estos conceptos porque creemos, firmemente, en los beneficios de la prevención. Discutir sobre estos temas facilita la comprensión y la toma responsable de decisiones con respecto al sentido de vida de cada persona.

Dr. José Martínez-Romero Gandos

viernes, 23 de marzo de 2018

ADOPCIONES ESPECIALES: ¿NIÑOS ESPECIALES PARA FAMILIAS ESPECIALES?


INTERESANTE ARTÍCULO PUBLICADO EN LA REVISTA PAPELES DEL PSICÓLOGO EDITADA POR EL COLEGIO DE PSICOLOGÍA ESPAÑOL

ADOPCIONES ESPECIALES: ¿NIÑOS ESPECIALES PARA FAMILIAS ESPECIALES? por Ana Berástegui Pedro-Viejo; Instituto Universitario de la Familia. Universidad Pontificia Comillas; publicado en Papeles del Psicólogo, 2012. Vol. 33(3), pp. 211-220 http://www.papelesdelpsicologo.es
 Palabras clave: Adopción, Adopciones especiales, Protección de menores, Adaptación familiar, Factores de riesgo.

    Desde el año 2005 venimos asistiendo a un descenso importante en la cifra anual de adopciones en España, así como de adopcione sinternacionales en el mundo que viene acompañado de un aumento de las adopciones especiales (Selman, 2010). Se entiendepor adopción especial la adopción de niños cuya raza, mayor edad, pertenencia a un grupo de hermanos o discapacidad de tipoemocional, físico o conductual puede dificultar su adopción. El objetivo central de este artículo es revisar los resultados de la investigación acerca de los retos y riesgos asociados a las adopciones especiales y la estabilidad de estas adopciones y, más concretamente, a la adopción de niños con discapacidades, para posteriormente debatir sobre la conveniencia de promover este tipo de adopciones entre las actuales bolsas de solicitantes de adopción en espera y en qué condiciones.
La autora del artículo “Adopciones especiales: ¿niños especiales para familias especiales? afirma en sus conclusiones que “Todo niño tiene derecho a crecer en una familia (Gómez Bengoechea y Berástegui, 2009) y, como sociedad, deberíamos hacer lo posible para que ninguno niño adoptable dejara de conseguir una familia que lo adoptara por razón de su edad, raza, pertenencia a un grupo de hermanos, enfermedad o discapacidad. Sin embargo, para asegurar que el niño encuentra en esa familia el ambiente de afecto y de seguridad moral y material que requiere según la Declaración de Derechos del Niño, la familia tiene que ser capaz de afrontar los retos diferenciales que supone la adopción especial”. Estamos de acuerdo con esta afirmación.
Y afirma posteriormente: “La pregunta a la que intenta responder este artículo es ¿tenemos que buscar familias especiales para poder promover las adopciones especiales? Esta pregunta está pendiente de respuesta desde el punto de vista empírico (Perry y Henry, 2009). Sin embargo, bajo mi punto de vista, no se necesitan tanto familias especiales como familias especialmente motivadas, capacitadas, informadas, acompañadas y apoyadas. En este sentido, y desde la óptica del superior interés del niño, sería tan irresponsable dejar de promover la adopción especial entre los solicitantes de adopción nacional e internacional que han solicitado una adopción de un bebé sano, como promoverla sin asegurar que se da un adecuado proceso de formación y clarificación de expectativas y que se dispondrán de los recursos de apoyo suficientes en la postadopción”.
Ciertamente, la adopción de niños especiales por parte de una familia o de una persona necesita algo más que motivación, información, motivación y apoyos de todo tipo. Necesita la disponibilidad del amor al otro sin condiciones y un ejercicio muy profundo de la libertad y la responsabilidad.
En una comunicación personal la experta en Psicología para Personas con Discapacidad Lic. María Elena Villa Abrille comentaba el artículo de referencia y afirmaba que si la familia ha elegido ese tipo de adopción, libremente, esta decisión “hace que la vida no los sorprenda. No es el caso de las familias en las que la discapaciad irrumpe provocando reacciones generalmente adversas y caos, muy diferente a los casos en que se busca ese niño diferente.”
Cuando la familia es informada u observan la diversidad, tanto desde el embarazo como en el nacimiento, la crisis luego de esos nueve meses de espera promueve la instalación de un duelo de dificil elaboración y probable larga duración.
Sin negar la necesidad que los sistemas administrativos y de salud provean recursos imprescindibles desde el punto de vista médico, psicológico, económico y educativo, es en el campo de los valores en las que podemos sembrar la semilla de una relación estable y aceptable para llevar a buen puerto el proyecto familiar.
Uno de los valores principales a considerar es el “amor al otro” que surje desde la característica principal de una Persona como existente.
La lectura del artículo en su totalidad, consultado la dirección de la revista PAPELES DEL PSICÓLOGO (buscar y ver Vol. 33 (3) es muy recomendable. http://www.papelesdelpsicologo.es 


sábado, 17 de febrero de 2018

MISIÓN Y LIDERAZGO EN EDUCACIÓN


Dr. José Martínez-Romero Gandos
A Coruña - Galicia - España
febrero de 2018



ABSTRACT:
          En Educación es importante la consideración de la Misión. La contribución al logro de los objetivos será eficiente si desarrollamos nuestra misión simple, claramente, en forma personal, comprometida. El asesoramiento de los expertos en Comunicación Social no debe ser “técnico”, “frío” o “resultado de una sucesión interminable de consideraciones teóricas”. Contribuirán con su experiencia para el desarrollo de una acción educativa proyectada sobre la comunidad, promoviendo la perfección del Hombre en función de valores éticos de solidaridad, responsabilidad social y  calidad de vida,  facilitando la armonía entre la autoridad y la libertad. Se desarrollan los conceptos de Autoridad y Liderazgo en un marco de cambio paradigmático del concepto de Misión.

  
           Una misión debe enunciarse en forma operativa, de lo contrario, será una mera declaración de buenas intenciones. Deberá  centrarse en lo que la entidad educativa y los docentes quieran alcanzar, de forma tal que todos sus miembros puedan decir “ ésta es mi contribución al logro del objetivo”.

           Esta declaración y aceptación de la misión es fundamental porque cambia totalmente la óptica para ver a la Educación. Es importante la adecuación de la misión a los objetivos de la gestión actualizada sin que por ello, al aplicarla, reformulemos las condiciones esenciales de la Persona necesarias para cumplir con la misma. Uno de nuestros errores mas comunes consiste en transformar la consideración de esta misión en un enmarañado conjunto de normas, procedimientos y controles que aparecen claramente confundidos en las reuniones de la clase dirigente y la constituyen en un “slogan” de buenas intenciones. La misión debe ser simple y clara. Nada tiene de impersonal y nunca cumple su finalidad sin la participación comprometida de los integrantes del equipo de trabajo.

La planificación de la actividad para el logro de objetivos está unida a un elemento clave del proceso que es la misión. El rediseño, actualización o idealización de la misión será algo más que una declaración de principios generales. Debería identificar lo que constituye la Educación.

El asesoramiento de los expertos en Comunicación Social en temas relacionados con la misión no debe centrarse en un proceder ideal, ni en una especialización técnica pero fría ni en una sucesión de interminables consideraciones teóricas.
  
En los ámbitos científicos y en el mundo que nos rodea hemos visto peligrar los principios fundamentales que nos distinguen como cultura. Existe una crisis de valores y observamos que lo material intenta imponerse sobre lo espiritual, el positivismo filosófico y político sobre el orden natural, lo científico y tecnológico sobre la moral y la posesión de bienes sobre el progreso digno del Hombre.

          Deberíamos contribuir con nuestra experiencia para el desarrollo de una acción educativa que se proyecte sobre la comunidad contribuyendo a la promoción y perfección del Hombre en función de valores éticos de solidaridad, logros en el marco superior de la responsabilidad social y calidad de vida respetuosa de la dignidad  de la Persona. La Ciencia y la Técnica tienen que estar al servicio del Hombre y no a la inversa. Ambos, docentes y expertos, debemos ser fieles a esta Misión.

¿Cómo podemos lograr estos propósitos en esta sociedad en crisis?

Debemos ajustar nuestra misión para afirmar, repetidamente, el concepto de Educación como entidad facilitadora del desarrollo de proyectos y valores. Una entidad que debe considerar la posibilidad de comunicación efectiva y afectiva entre sus miembros,  promover la reflexión sobre los valores y el sentido de la vida, no olvidar la integración psicológica y social y facilitar la armonía entre la autoridad y la libertad de sus integrantes.

        El término “autoridad” debe ser analizado según su etimología y aplicación verdaderas ya que muchos autores han distorsionado su dimensión y sentido. Su acepción universalmente aceptada radica en llevar a los que están bajo su tutela a la posibilidad de ser ellos mismos, de desarrollar su propia existencia en un crecimiento que le permita ser artífice de su proyecto personal. En su origen latino el término auctoritas designaba la fuerza que servía para sostener o aumentar algo y el auctor, el sujeto activo de esa auctoritas, era la persona que sostenía algo porque él mismo la había acrecentado. Su raíz originaria conservaba al verbo augere que significaba crecer. La auctoritas se concebía como el fundamento bondadoso del poder, nunca en su uso arbitrario. Sin esa autoridad, interna y externa, es imposible la garantía del bien personal y del propio crecimiento. Es imprescindible el ajuste de la Misión a esta consideración del concepto de Autoridad.

          En el desarrollo de su actividad docente los integrantes de la institución educativa pueden expresar su manera personal de sentir esta misión a través de una actitud:
a) de oposición sistemática porque han adquirido, pensando en su comodidad y economía, una posición segura en la organización  sin pensar  en la finalidad principal de la Educación que es la transformación y el desarrollo.
b) de comprensión por la necesidad de un cambio, pero que actúan como adherentes no comprometidos, esperando que alguien o muchos lideren este cambio paradigmático.
c) de disposición a liderar el cambio con habilidad y aptitud para lograr la adhesión de nuevos integrantes dispuestos a aceptar esta modalidad de la gestión.

¿Cuál es la oportunidad? La fruta esta madura ahora. Aquellos que estén dispuestos a  desarrollar una labor eficiente y a fundar su actividad de liderazgo centrada en principios serán los partícipes de la “revolución paradigmática” que señalara Kuhn.

          Las destrezas y aptitudes requeridas para estos papeles de líderes o de docentes con capacidad de promover el desarrollo, las herramientas y los métodos que puedan contribuir a perfeccionar esas destrezas y la distribución del poder en los diferentes cargos organizacionales requerirá de imaginación, perseverancia y diálogo para instaurar un cambio significativo en el paradigma actual de la Educación.


          En este cambio sistemico la jerarquía inadecuada, el cumplimiento imperfecto de la misión y el olvido de las características esenciales del ser Persona, empujará al desarrollo y aparición de nuevos líderes que estarán dispuestos a desarrollar su labor (misión) en un ambiente cooperativo, promoviendo una combinación singular con otros líderes, en  otros cargos, que sustenten estos mismos principios. 

          Las Autoridades que acepten llevar la Institución a una mejor gestión a través de la actividad de los grupos de trabajo deben tener en cuenta una serie de condiciones que deben ser especificadas en la primer reunión que se mantendrá con con los futuros integrantes de los equipos. 

          Por eso lo que se pretende hacer es generar un clima institucional propicio para lograr lo propuesto promoviendo relaciones cooperativas, destinando los recursos económicos necesarios, fomentando la seriedad y la responsabilidad, respetando el tiempo necesario para el proceso que se pretende iniciar, fijando metas a corto, mediano y largo plazo, transmitiendo una visión positiva (no exitista) del futuro de la institución educativa si se logra modificar el presente. Los integrantes deben estar dispuestos a generar nuevas modalidades de trabajo y aceptar los riesgos que ello comporta, favoreciendo la participación, promoviendo y apoyando el cambio.

          Deberán reunirse para crear un consenso que revierta la realidad imperante analizada y en proceso de cambio. Proponer la creación de un equipo de trabajo es una buena opción de cambio.

Condiciones a tener en cuenta para la constitución de grupos de trabajo:
  • Propuesta clara de cambio.
  • Comunicación clara de la propuesta.
  • Implicación de los integrantes de los equipos (verdaderos actores del cambio).
  • Evaluación de la motivación para el cambio.
  • Condiciones para adquirir nuevas destrezas que supone el cambio.
  • Previsión de  técnicas para analizar los procesos observables del grupo.
  • Previsión de proceso de aprendizaje y entrenamiento, si fuera necesario.
  • Intención clara de que lo que se intenta mejorar es la efectividad organizacional y no cambiar a los individuos.
          Los directivos y promotores de este cambio deben estar preparados para poner en marcha el programa y ser concientes de su responsabilidad. Toda persona que integre los equipos deberá, asimismo, ser conciente que:

  • Se siente cómoda compartiendo el liderazgo organizacional y la toma de decisiones con los otros miembros del grupo ya que prefiere trabajar en una atmósfera participativa.
  • El clima en la Institución puede tener algunos conflictos y se necesita una mayor participación y reflexión del staff para planificar en función de modificar esas condiciones.
  • Es necesario establecer de modo continuo una comunicación fluida con los integrantes como un grupo para afianzar el logro de las metas, favorecer la toma de decisiones y eliminar los problemas.
  • Necesita la buena voluntad, colaboración y experiencia de los participantes para resolver directamente los problemas críticos de funcionamiento de la Institución.
  • Es importante resolver las cuestiones críticas de su equipo para conformar un grupo profesional de conducción con posibilidad de llegar a delegar, es decir, de construir un grupo maduro.
  • Hay problemas que han estado presentes sin que se los enfrente y que, para resolverlos, se necesita de todos los miembros del grupo.


martes, 6 de febrero de 2018

CUESTIONARIO PROUST AL DR. JOSÉ MARTÍNEZ-ROMERO GANDOS

Marcel Proust, novelista, llenó un cuestionario cuando era adolescente que pasaría a la historia, con algunas modificaciones, como el "cuestionario de Proust". El cuestionario fue dado a Proust por su amiga Antoinette Faure, la hija del presidente de Francia, como parte de su "álbum de confesiones", algo así como un “test de personalidad” de la época.
La Revista Vanity Fair lo incorporó a sus publicaciones desde hace más de 20 años, interrogando a personas famosas. Sirve para conocer a cualquier persona y en este caso me fue solicitado por un amigo periodista. He aquí mis respuestas:

1. ¿Principal rasgo de su carácter?
La pasión

2. ¿Qué cualidad aprecia más en un hombre?
La solidaridad

3. ¿Y en una mujer?
La maternidad.

4. ¿Qué espera de sus amigos?
Nada y todo.

5. ¿Su principal defecto?
Excesiva preocupación por alcanzar mis objetivos.

6. ¿Su ocupación favorita?
Asistir al otro en su necesidad.

7. ¿Su ideal de felicidad?
Ser libre y responsable.

8. ¿Cuál sería su mayor desgracia?
Perder otro hijo o un nieto.

9. ¿Qué le gustaría ser?
Un ser, que en su ser, le va su ser.

10. ¿En qué país desearía vivir?
En el que vivo

11. ¿Su color favorito?
Rojo

12. ¿La flor que más le gusta?
La rosa

13. ¿El pájaro que prefiere?
La Calandria y muchos otros.

14. ¿Sus autores favoritos en prosa?
Alfonso R. Castelao y Viktor E. Frankl

15. ¿Sus poetas?
Federico García Lorca y Rosalía de Castro

16. ¿Un héroe de ficción?
Martin Fierro

17. ¿Una heroína?
María Pita

18. ¿Su compositor favorito?
Mozart

19. ¿Su pintor preferido?
Luis Seoane

20. ¿Su héroe de la vida real?
Los voluntarios que llevan agua, comida y medicinas a los niños en el mundo.

21. ¿Su nombre favorito?
Santiago

22. ¿Qué hábito ajeno no soporta?
La mentira y la soberbia.

23. ¿Qué es lo que más detesta?
La agresividad

24. ¿Una figura histórica que le ponga mal cuerpo?
Todo aquel que promueva la guerra o el odio.

25. ¿Un hecho de armas que admire?
La liberación de los pueblos latinoamericanos.

26. ¿Qué don de la naturaleza desearía poseer?
La resistencia ante el ataque del hombre.

27. ¿Cómo le gustaría morir?
Rodeado de mis seres queridos.

28. ¿Cuál es el estado más típico de su ánimo?
La Esperanza

29. ¿Qué defectos le inspiran más indulgencia?
Aquellos que no son fruto de la elección.

30. ¿Tiene un lema?
La vida vale la pena vivirla, aún en las peores circunstancias. (Frankl)




domingo, 28 de enero de 2018

THE MEANING OF LIFE

Everything can be taken from a man but one thing: the last of human freedoms to choose one's attitude in any given set of circumstances, to choose one's own way. When we are no longer able to change a situation we are challenged to change ourselves. Viktor E. Frankl.

By José Martínez-Romero Gandos



      Contrary to man in the past that kept traditions and ethical regulations to live by, men of today lacks instincts that they say to him what to do. Not knowing which way to take, the person can fall in the temptation of doing what the others do or wish to do (conformity) or what the others impose (totalitarianism). A third risk, however, is to develop what the well-known XX c., Viennese neurologist, psychiatrist and psychotherapist Viktor E. Frankl - creator of called Third School of Vienna: the Logotherapy - called noögenic neurosis.
     
     To differenciate noögenic neurosis from neurosis “in strict sense” is essential  for the conflicts that the former develops  are conflicts from concience, confrontation with values and intense existencial frustration. Can an existencially frustrated man be helped to find meaning in his life? It is widely thought that maybe it is too late in this globalized world in crisis, inmersed in existencial emptiness. However, Logotherapists among other mental health professionals, firmly believe it is never too late.

      Economic preassures, recession, structural poverty and crisis against growing existencial frustration arising from a consumer society  that is  success oriented, competitive, lacking in opportunities, especially in the area of work, demands not a globalized perspective but a holistic approach to help discover man´s true needs and provide for the development of his  essential condition: being  an individual. The key to avoid falling into existencial emptiness, profusión of addictions, increase of diseases of all types and wars is Solidarity. It is thus stated that  each person is unique and unrepeatable, free and responsable to choose about his future and self- trascendence, always and under any circumstance.

      Frankl would  say  that existencial frustration is not self-evident but latent. Existential emptiness is in larval stage and hidden behind several masks. One of them is depression. Not the one that arises from suffering, inability to provide food for their children or the loss of a beloved one; the one that comes from the realization of a life without meaning. The depression of the rich and powerful executives who despite being inmersed in intense social, cultural and sporting activities, to repress their will to meaning for the search of a lot of money and power.

      “The life of the common man as well as that of the one who suffers stills holds meaning IN SPITE OF EVERYTHING”  This is affirmed by Viktor Frankl who among other hard difficultties survived from 1942 to 1945 in several nazi concentration camps included Auschwitz and Dachau. According to his views the man is capable of transforming into service any situation that,, speaking humanly, does not have any exit. Man is able to transform a situation that humanly speaking  has no way out into service.

     Seeking for “healing“ under the care of another is essential. That   “another” can be brother, friend, son, partner. Often this company is the real springboard that gets man back into the meaning path. Trascendence of existence is accepted; suffering is overcome and hope is reclaimed. When this is not posible, when he cannot cope with these difficulties and redirect grief to someone or something to love, is necessary a contact with a doctor, a counsellor, a logotherapist, a psychologist or a religious man.

      Today´s challenge is to build a system in which solidarity is the centre. Such solidarity will not only prevent psychopathological problems arousing  from deep feelings of loneliness caused by this globalized society but also monitor the appearance of disturbed behavior that prevents  living life in its fullness and may alter social and family interaction.

     Getting a deep insight into the spiritual nature of a human being; relieving the distress of the finiteness of one life self-trascending; internalising that life is granted to be lived at full despite adverse circumstances and even in the worst moments, finding a new meaning according to ours values, may us help to move a step forward towards the reencounter with the meaning of life because, as previously I said, life always has it.

The autor is PhD. in Psychology, Logotherapist and direct disciple of the creator of the so- called Third School of Vienna: the Logotherapy: Dr Viktor E. Frankl

January 28th 2018

viernes, 19 de enero de 2018

COMENTARIOS SOBRE LA INALIENABILIDAD DE LA LIBERTAD DEL HOMBRE VISTA SEGÚN SÖREN KIERKEGAARD.

            Como a muchos autores, siempre nos ha preocupado definir y aplicar el concepto de libertad a la Psicoterapia. No es tarea fácil. En primer lugar se nos ocurre que la libertad es algo que no se puede enajenar, es parte de la esencia del ser que el hombre es y cuyo dominio o vivencia no puede traspasarse de un hombre a otro. Por ser considerada como algo fundamental opinamos que es un derecho que no puede ser legítimamente negado a una persona y de allí surge su inalienabilidad. Esta condición la hace irrenunciable. Pero inmediatamente se plantea la cuestión si alguien puede renunciar voluntariamente a ella y someterse a los mandatos de otra persona o deidad. Se afirma que no existe orden jurídica ni castigo que pueda privar al hombre de ese derecho.
            La libertad constituye uno de los Derechos establecidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos adoptada por las Naciones Unidas en 1948 promoviéndose a partir de ella pactos internacionales para su respeto y custodia. Afirmaciones sobre los Derechos Humanos ya habían sido vertidas por el pensador inglés del S. XVII John Locke (1632- 1704) para asegurar que ninguna persona perteneciente a cualquier ideología, política o religión pudiera desprenderse de éste o cualquier otro derecho fundamental. Son afirmaciones de un autor que propugnó que nadie pudiera renunciar a sus propios derechos o vulnerar los derechos de otros “bajo ninguna causa”.

           Muchos años después (1813) nace en Copenhague Sören Kierkegaard, autor prolífico que trata en sus obras cuestiones religiosas, la naturaleza de esa fe cristiana y su ética pero también, en forma profusa, acerca de emociones y sentimientos que experimentan los individuos al enfrentarse a las elecciones que plantea la vida, es decir, a su libertad.
            Una obra de Kierkegaard que siempre me ha impresionado por la valentía con la defiende la necesidad de una revitalización de la vida espiritual con un llamamiento a la autenticidad, al compromiso con lo real, a una identificación de espiritualidad y existencia, enfrentándose a los filósofos y teólogos de la época mediante la exigencia del reconocimiento de los derechos individuales y el deber de la opción es el libro que escribe en 1843 bajo el pseudónimo de Johannes de Silentio titulado “Temor y Temblor” (2007c). Bucearemos en este libro para tratar de encontrar como justifica el autor el derecho inalienable de la libertad del hombre inclusive frente a las exigencias del Dios de los Hebreos.
            Muchos especialistas en Psicología desconocen la obra de Sören Kierkegaard. En el ámbito de la Psicología Existencial podemos encontrar referencias a este autor. Los estudios en los que se relaciona a Kierkegaard con la Psicología comenzaron en el siglo XX pero no siempre son conocidos en los cursos de formación especializados. Autores que han desarrollado magníficamente esta relación en Brasil son las Dras. Myriam Moreira Protasio (2013) y Ana Ma. López Calvo de Feijoo (2011, 2015) o por J.S. Martins (2010). Los autores harán hincapié en que la Psicología Kierkegaardiana se asocia a la fenomenología al rechazar el autor las categorías universales para comprender los tipos existenciales.
            Un acápite en la obra de Moreira Protasio (2013) cita a Kierkegaard cuando nos dice: “Psicología es lo que necesitamos y, sobretodo, el conocimiento experto de la vida humana y simpatía con sus intereses”
            Pero ¿quién es este autor que nos recomienda la necesidad de aplicar la Psicología al conocimiento de la vida humana?  Sören Kierkegaard nace en Copenhague el 5 de mayo de 1813 y muere en la misma ciudad el 11 de noviembre de 1855. Solamente 42 años de prolífica producción de obras de filosofía y teología. Se le considera el padre del Existencialismo, por hacer filosofía de la condición de la existencia humana, por centrar su filosofía en el individuo y la subjetividad, en la libertad y la responsabilidad, en la desesperación y la angustia, temas que retomarían Heidegger, Sartre y otros filósofos del siglo XX. Criticó con dureza el hegelianismo de su época y lo que él llamó formalidades vacías de la Iglesia danesa que le trajeron no pocas complicaciones a su vida. Estas complicaciones le llevaron a publicar muchas obras bajo seudónimo. Bajo uno de estos seudónimos, Vigilius Haufniensis publicó en 1844 El concepto de la angustia (2013), expresó que la Psicología debería ocuparse de la existencia humana, en sus diferentes expresiones, a partir de la angustia y la libertad.
            Es esencial para comprender la vida y obra de Kierkegaard la consideración de sus diarios que, a través de más de 7000 páginas, describen sucesos clave, meditaciones, pensamientos y observaciones de cada día. Entre sus obras principales encontramos algunos de estos textos:
(1843) O lo uno o lo otro (Enten – Eller)
(1843) Temor y temblor (Frygt og Bæven)
(1843) Cuatro discursos edificantes (Fire opbyggelige Taler)
(1844) El diario de un seductor (Forførerens Dagbog)
(1844) El concepto de la Angustia (Begrebet Angest)
(1847) Las obras del amor (Kjerlighedens Gjerninger)
(1849) La enfermedad mortal / Tratado de la desesperación (Sygdommen til Døden).
En castellano se han publicado casi todas sus obras (1994, 2006a, 2006b, 2006c, 2007a, 2007b, 2007c, 2009, 2010, 2011, 2012a, 2012b, 2013)
             Ejerció reconocida influencia en filósofos como Martin Buber, Martin Heidegger, Karl Jaspers, Gabriel Marcel, Jean Paul Sartre o Hans Urs von Balthasar entre otros. Influencia también en la literatura en autores como Jorge Luis Borges, Rainer María Rilke, Hermann Hesse o Franz Kafka, entre otros. 
            Kierkegaard también tuvo una profunda influencia en la Psicología y se puede considerar el fundador de la psicología cristiana y de la terapia y psicología existenciales. Entre los psicólogos y terapeutas existencialistas (a menudo llamados «humanistas») con reconocida influencia se encuentran Ludwig Binswanger, Viktor E. Frankl, Erich Fromm, Carl Rogers o Rollo May. Éste último basó su libro El significado de la ansiedad, basado en su disertación doctoral en la que desarrolla El concepto de ansiedad, de Kierkegaard. La obra de Kierkegaard (2012b)  La época presente, su último escrito, ofrece una interesante crítica a la modernidad. Debemos tener en cuenta que Kierkegaard desarrolla sus ideas y examina sus pensamientos a la luz de las doctrinas sobre la sociedad desarrolladas por sus contemporáneos Marx y Feuerbach. Un buen aporte sobre esta tesis es el que realiza en su libro Patrick Gardener (2002). 
               Una oportunidad brillante para comentar acerca del pensamiento de Sören Kierkegaard es la publicación del fascimil del libro de Jean Wahl  “Études Kierkegaardiennes” (1938). La publicación de este libro marcó un antes y un después en la filosofía francesa, introduciendo y difundiendo los conceptos de Kierkegaard. Abarca cuestiones de filosofía, de teología y de Existencialismo en general. Luego de la aparición de este libro muchos filósofos franceses comenzaron a tratar los temas incluídos por el autor danés. La comunidad filosófica reacciona inmediatamente a la publicación y en el mismo año A. de Waelhen lo comenta en la Revue Néoescolastique de Philosophie (1938).  Conoce muy bien a su autor, Jean Wahl (1888-1974) y comenta “Nous non nous étonnerons donc plus ni d'une érudition vraiment exceptionnelle ni d'une puissance de pénétration difficile à  dépasser.” (No nos asombraremos ni de una erudición realmente excepcional ni de un poder de penetración difíciles de superar.)
            Wahl comienza por una consideración biográfica y bucea en la formación filosófica profunda de Kierkegaard, señalando la influencia de Hegel sobre su pensamiento. Seguidamente nos informa que la influencia que el autor de La Phänomenologie des Geistes tiene sobre el despertar de Kierkegaard es fundamental. La reacción contra el espíritu del sistema hegeliano fue uno de los factores decisivos del anarquismo propio de nuestro pensador filosófico. Sin embargo, como es inevitable, por más radical que fuera esa oposición no  pudo erradicar todos los elementos del hegelianismo y Kierkegaard, finalmente, mantuvo en su pensamiento muchos rasgos que él se había propuesto combatir.
            La noción hegeliana de la mediación no es más que un medio de promover la inmanencia y el determinismo del pensamiento, afirma De Waelhen. Esta noción da por resultado la negación de la historia y, con esta negación, la realidad religiosa hecha esencialmente de trascendencia, de rupturas y de paradojas. El cristianismo de Heidegger será, antes que nada, la voluntad férrea de aprehender y vivir ciertas oposiciones radicales que el hegelianismo tentaba superar y que sólo tuvo éxito en la destrucción porque la lógica es necesariamente eleática y que "existir es estar fuera de". El hegelianismo, a juicio de Kierkegaard, no es nada más que la disolución de la persona y de la existencia en “el sistema”, a lo que él va a oponer la subjetividad existencial y la elección trágica del individuo. (De Waelhen (1938) pág. 303)
            La obra de Wahl también contiene, además de extractos del Journal de Kierkegaard, dos estudios que profundizan en las relaciones con Heidegger y con Jaspers. El segundo de estos estudios constituye una verdadera representación de los estudios de Jaspers y Heidegger.


Dr. José Martínez-Romero Gandos
A Coruña – Galicia – (Spain)


REFERENCIAS:
  • De Waelhen, A (1938) Revue Néoescolastique de Philosophie, Volume 41, Nº 58,  pgs. 302/308. Lovaine, edition de L’Institut Supérieur de Philosophie.
  • Gardiner, Patrick (2002) Kierkegaard: a very short introduction. Oxford University Press. U.S.A.
  • Goñi, Carlos (2013) El filósofo impertinente. Editorial Trotta, S.A. Madrid
  • Karufe da Rocha, G. (2016) A ética da liberdade en Kierkegaard. Uma contraposição entre as teses do Juiz Wilhelm e de Johannes o Seductor, Editora Fi, Porto Alegre, Brasil.

·       Kierkegaard, Sören (1994) Diario de un seductor. Ediciones Nuevo Siglo. Colombia

·   Kierkegaard, Sören (2006b) O lo uno o lo otro. Un fragmento de vida II. Trotta Editorial, Madrid.

·       Kierkegaard, Sören (2006c) De los papeles de alguien que todavía vive. Sobre el concepto de ironía. Trotta Editorial, Madrid.

·       Kierkegaard, Sören (2007a) Los lirios del campo y las aves del cielo. Trotta Editorial, Madrid.

·       Kierkegaard, Sören (2007c) Temor y Temblor, Editorial Losada, Buenos Aires.

·       Kierkegaard, Sören (2009) Ejercitación del cristianismo. Trotta Editorial, Madrid.

·   Kierkegaard, Sören (2010) Discursos edificantes. Tres discursos para ocasiones supuestas. Trotta Editorial, Madrid.

·     Kierkegaard, Sören (2011) Para un examen de sí mismo recomendado a este tiempo. Trotta Editorial, Madrid.

·       Kierkegaard, Sören (2012a) El Instante. Trotta Editorial, Madrid.

  • Kierkegaard, Sören (2012b) La época presente. Editorial Trotta. Madrid
  • Kierkegaard, Sören (2013) El concepto de la angustia. Alianza Editorial. Madrid.

·       Kierkegaard, Sören(2007b) Migajas filosóficas. El concepto de angustia. Prólogos. Trotta Editorial, Madrid.

  • Kostanje, M. (2011) Temor y temblor de Sören Kierkegaard. Cuaderno de Materiales nº 23. Pgs. 833/839. Visto en www.filosofia.net/materiales, el 15/06/2017.
  • López Calvo de Feijoo, Ana Ma.  & Protasio, M. M. (2011). Análise existencial: Uma psicologia de inspiração kierkegaardiana. Arquivos Brasileiros de Psicologia. 63(3), 72-98.
  • López Calvo de Feijoo, Ana Ma. et alts.(2015) Kierkegaard, a escola da angustia e a Psicoterapia. En PSICOLOGIA: CIÊNCIA E PROFISSÃO, 2015, 35(2), 572-583.
  • Martins, J. S. & Valls, A. L. M. (2010). Sobre o conceito de psicologia em Kierkegaard. Cadernos UFS de filosofia Ano 6 - Fascículo XII - Vol. 8 - Julho-dezembro/2010. Sergipe: Departamento de Filosofia da Universidade Federal de Sergipe. Acessível em:  http://200.17.141.110/periodicos/cadernos_ufs_filosofia/revistas/ARQ_cadernos_7/jasson.pdf.
  • Moreira Protasio, Myriam (2013) A Psicologia indicada por Kieerkegaard em algumas de suas obras. Trabajo presentado en el III Congresso Sul-Brasileiro de Fenomenologia & I Congresso Brasileiro de Psicologia & Fenomenologia, realizado en la Universidade Federal do Paraná (UFPR),  12/14 de agosto de 2013.
  • Paredes, Daniel (2010) Kierkegaard and the dialectic of faith. Filosof, fall 2010.
  • Sellés, J. F. (2012) La libertad según Sören Kierkegaard, Intus-Legere Filosofía, Universidad de Navarra, Pamplona, España. Vol. 6, Nº 1 pg.2.
  • Wahl, Jean (1938) Études Kierkegaardiennes – Digitalizado por  Internet Archives,  con fondos de Ontario Council  of University Libraries y el aporte de Internet Archives. Edición original Fernand Oubier. París. 2009. https://www.academia.edu/10281379/%C3%89tudes_Kierkegaardiennes_par_Jean_Wahl