ACREDITACIÓN DEL VIKTOR FRANKL INSTITUTE

ACREDITACIÓN DEL VIKTOR FRANKL INSTITUTE

jueves, 2 de agosto de 2012

EMPRESA Y LOGOTERAPIA


Dr. José Martínez-Romero Gandos
A Coruña – Galicia – España
JULIO 2012

  












 Cuando una Empresa define sus objetivos o inicia una campaña de ventas no es posible que deje de lado la consideración de aspectos psicológicos y sociológicos de esas estrategias. Todo especialista en marketing coincide en que es fundamental definir la misión, la visión y los valores que sustentan una campaña.
   La misión, visión y valores representan el sentido de la empresa. De ello depende el futuro y no siempre estos conceptos son considerados en las reuniones de trabajo. Conceptos como “rentabilidad”, “desarrollo empresarial” o “éxito y bienestar” del empresario están estrechamente vinculados al “sentido” de la empresa y no podrían completarse plenamente sin el compromiso con la misión, la visión y los valores.
   Además de los valores de actitud y de experiencia que describe Frankl como impulsores del sentido agrega los valores de creación, fundamentales en la relación de la persona con el mundo y especialmente con el mundo del trabajo.
   Como Logoterapeutas hemos trabajado conjuntamente con equipos empresariales que han comprendido plenamente esta necesidad. La Logoterapia se acerca a la empresa considerando la mutua necesidad de empleador y empleado de encontrar en el trabajo un espacio de desarrollo personal que favorezca la calidad de vida y de la productividad. Esta propuesta se realiza mediante técnicas grupales o individuales, al ingreso o en situaciones puntuales, para generar cambios en la cultura empresarial que favorezcan estos objetivos.
   La Logoterapia es una teoría desplegada por Viktor E. Frankl y sus seguidores por todo el mundo y podemos sintetizar que se centra en el sentido de la existencia humana para afirmar que la búsqueda del sentido es la fuerza principal y motivante de la vida.
   Tanto a nivel personal como empresarial esta “voluntad de sentido” permite la realización de ideales y está basado (el sentido) en valores. Cuando debemos enfrentarnos a una crisis personal o empresarial serán estos valores y este sentido que dará lugar a la posibilidad de seguir adelante, a pesar de todo. Será un tropiezo pero no un fracaso. Éxito o fracaso no son los verdaderos polos de la existencia. Según la Logoterapia estos polos son el sentido o la desesperanza.
   Nada ayuda tanto al hombre o a la Empresa a superar las dificultades como la conciencia de tener una misión. Frente a las dificultades que la vida presenta, el "como" queda relegado a segundo plano en el momento en que es importante el "para qué". Recordemos la afirmación frankieana: "La vida, aún en las peores circunstancias, siempre vale la pena vivirla".
   Recordemos que el creador de la Logoterapia (Viktor E. FrankI) mencionó en su artículo "La crisis de la economía y la vida espiritual desde el punto de vista del pastor de almas" (FrankI, V.E.  "Wirtschaftskrise und Seelenleben vom  Standpunkt des Jugendberaters", Seelenárztliche Rundschau 43,1933) el concepto de "neurosis de la desocupación", cuyo síntoma principal es un estado de apatía, una vivencia de vacío existencial, sentimientos de inutilidad y de vida sin sentido.
   La Empresa puede ayudar al otro a obrar de modo tal que pueda luchar para superar la frustración que conlleva no mejorar o prosperar en el trabajo o temer por el desempleo. La Logoterapia puede proveer un modelo que evite a las Personas la caída en crisis o neurosis, ofreciendo modelos que les permita desplegar su posibilidad y responsabilizarse en la tarea encomendada.
   Encontrar sentido a la vida, motivación principal de la existencia humana. En el trabajo encontramos una vía principal para el logro de este sentido porque no solamente permite desplegar los valores creacionales sino que contribuye, fundamentalmente, a nuestra subsistencia.
   Es fundamental fomentar la coincidencia y comunicación tanto de los valores que espera alcanzar el empresario como los propios de las personas a cargo del trabajo. El trabajo logoterapéutico busca encontrar vías para que la tarea se lleve a cabo con compromiso y satisfacción en el interior de la organización.
   Toda empresa es una organización con un grupo de personas que realizan su trabajo e interactúan conformando lo que se llamó “una cultura organizacional” con diferentes niveles de participación y responsabilidad. Es un doble concepto de la responsabilidad compartida por la empresa y el empleado. La que corresponde al empresario incluye la implementación de condiciones laborales, salariales y ambientales necesarias para que el trabajo tenga “sentido”.
   La responsabilidad que corresponde al empleado es individual y no solamente se relaciona con su función sino también con la búsqueda de un sentido auténtico de su trabajo que solamente puede él alcanzarlo y solamente puede ser facilitado por empresa y relaciones interpersonales dentro de la organización.
   Es allí donde la colaboración de un Logoterapeuta experimentado en las relaciones interpersonales en las empresas puede contribuir a que esta relación sea clara y bien establecida haciendo uso de técnicas específicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario