ACREDITACIÓN DEL VIKTOR FRANKL INSTITUTE

ACREDITACIÓN DEL VIKTOR FRANKL INSTITUTE

jueves, 15 de marzo de 2012

NECESIDAD DE VALIDACIÓN DE LA LOGOTERAPIA - Con motivo de la realización del Congreso de Logoterapia en Viena 2012


 

SUMMARY: In this presentation we want to emphasize the advances that have been realized to validate the Logotherapy and his dangers. Our greating to the participants in the Congress of Logotherapy that is realized in these days in Vienna. A lot of works presented in this Congress of international character speak to us about the development of the Logotherapy and his validation (Asagba, R.; Serene Barber, S; McLafferty, Ch.; Mori, H.; Noblejas de la Flor, M.A.; Gold, O./Sosa Terradas, A., Visiers Würth, C.). The intention of all these works (and own mine) is to work to show to the world our projects, practises and investigates In agreement to the fundamental concepts of the Logotherapy created by our Teacher the Dr. Viktor E. Frankl.



          En esta presentación deseamos destacar los avances que se han realizado para validar la Logoterapia y sus peligros.

          Saludamos a los participantes en el Congreso de Logoterapia que se está realizando en estos días en Viena. Muchos trabajos presentados en ese Congreso de carácter internacional nos hablan del desarrollo de la Logoterapia y su validación (Asagba, R.; Barbero Sereno, S; McLafferty, Ch.; Mori, H.; Noblejas de la Flor, M.A.; Oro, O./Sosa Terradas, A., Visiers Würth, C.).

          El propósito de todos esos trabajos (y el mío propio) es trabajar para mostrar al mundo como promovemos, proyectamos, practicamos e investigamos según los principios de la Logoterapia creada por nuestro Maestro el Dr. Viktor E. Frankl.

          Mi preocupación por defender nuestra Escuela ante los ataques de un cientificismo sin fronteras y muchas veces dependiente de intereses espúreos no es nueva.

          En el XIII Congreso Argentino de Logoterapia realizado en el año 1998, a poco de sufrir la comunidad científica la desaparición física de Viktor E. Frankl, presenté una serie de cuestiones que sacudieron el ambiente habitual en estas reuniones.

          Anunciaba la necesidad de la Logoterapia de entrar en el S. XXI sin la presencia del Maestro pero contando con sus consejos precisos y admirables. Proceder a su desarrollo sin la presencia de “gurúes” surgidos tras su desaparición.

          No inventé nada con la presentación de estos conceptos.

          El principal para que procedamos a “degurificar la Logoterapia” fue enunciado por Frankl en ocasión del Congreso Mundial de Logoterapia de 1980 en San Diego, California: “Hace unos pocos días, justo antes de dejar Viena, recibí una carta del profesor Ghougassian en la que me aclaró más respecto a la característica del discurso de apertura. El quería que yo elaborara - lo voy a citar literalmente - “como creo que será el porvenir de la logoterapia después de que me haya ido.” En otras palabras, quería que desarrollara mi último trabajo antes de morir: se supone que debo dejar un legado. Pero no soy un profeta para pre-ver el futuro de la logoterapia, mucho menos un gurú para decretar (en negrita en el original) cuál debería ser su futuro. Y aludiendo al título que elegí para Filadelfia: La psicoterapia en su camino de rehumanización, el título que sería mas apropiado elegir para San Diego sería: La Logoterapia en su camino de degurificación (en negrita en el original). De hecho, el futuro de la logoterapia depende de ustedes, y al determinarlo serían independientes.” (Fin de la cita de Frankl).

          Y aquí estamos ya instalados en el S.XXI y sus discípulos aún en la búsqueda de un sentido amplio y difundido de la Logoterapia, responsables por su realización y libres para desarrollar un “espíritu independiente, inventivo, innovador y creativo” como solía decir el mismo Frankl quien agregaba casi sin solución de continuidad: “Pero que yo sea el padre, o dicho simplemente el fundador de la Logoterapia, significa nada más que haber puesto los cimientos, y un cimiento significa nada menos que una invitación a otros a continuar construyendo el edificio sobre la base de sus cimientos”.[1]

          La evolución de la Logoterapia tendrá que marchar por los caminos de la  fundamentación, de la aplicación de la teoría a la práctica, de las investigaciones basadas en tests y estadísticas y en nuestro compromiso.

          Ya sugería Frankl en 1980 que la Logoterapia tiene especial importancia en la crítica transición. Proponía considerar a la Psicoterapia frankleana como algo mas que una mera ciencia, como un elemento de arte y sabiduría donde técnica y encuentro desaparecen como dicotomía.

          La Logoterapia es demasiado revolucionaria para ser aceptada en los ámbitos científicos y demasiado popular en relación a las necesidades del hombre actual. Para que que no haya “gurues” que intenten reemplazar la figura del maestro sin el debido compromiso, dedicación, capacidad de escucha, comprensión, solidaridad y humildad debemos hacer un esfuerzo para validar la Logoterapia.

          Para todos los Logoterapeutas es imprescindible la construcción, desarrollo, estandardización y aplicación de pruebas e instrumentos de investigación para evaluar el valor de la intervención logoterapéutica. En los últimos años se han desarrollado avances significativos en esta materia aunque sería  necesaria una reunión internacional de todas las personas que hemos trabajado en el tema y que hemos contribuido en esta materia, evento ya sugerido en algunos círculos académicos.

          Durante la década 85-95 las investigaciones sistemáticas, la construcción de pruebas y los análisis estadísticos e inferenciales fueron frecuentes. A pesar de la relación única que se establece entre logoterapeuta y paciente basadas en la confianza, la empatía y el respeto por la dignidad de la Persona, la verificación de ciertos parámetros relacionados con esta teoría son de gran utilidad. Cuestionarios (Frankl, Sardi), el Cuestionario de Propósito Vital (LPQ), el Test de Significado del Sufrimiento (MIST), la Prueba de Propósito Vital (PIL), el Logotest, el Test de las Cuatro Láminas (F.P.T) y la Escala Existencial, entre otros, son prueba de la importancia que en el marco de esta Tercera Escuela de Viena, la Logoterapia, se le dió a la validación de la teoría.

          Son claras las necesidades de nuestra disciplina en el campo investigativo. Es una tarea que, con agrado, hemos desarrollado muchos Logoterapeutas y que ha promovido numerosos discípulos que aplican esas técnicas con creatividad y responsabilidad. Se han presentado Tesis de Licenciatura en Universidades con validación de hipótesis a partir de instrumentos creados a partir de los fundamentos de la teoría Frankleana y se dan cursos sobre estos instrumentos en Asociaciones, Fundaciones y en esas mismas Universidades. Se investiga en forma privada.

          Pero no se han realizado los estudios comparativos necesarios, ni la estandardización de los protocolos según las respectivas poblaciones y los estudios longitudinales son prácticamente inexistentes.

          En oposición, abundan los “casos clínicos”, que estudian los cambios producidos en las personas a través de su contacto con el Logoterapeuta. Pero les falta sistematización. Describen y controlan los mismos casos, idénticos profesionales soslayando la validación por jueces externos al trabajo realizado. De tal modo que las comunicaciones personales entre investigadores son muy pocas en nuestro país.

          Es necesaria una mayor motivación para que aumente la asistencia a cursos dictados por prestigiosos Logoterapeutas que ayuden a dilucidar definiciones operacionales fundamentales sobre conceptos, por ejemplo, “autotrascendencia”, “logoterapia grupal”, “el poder desafiante del espíritu”, “situación límite” y “capacidad de enfrentar la enfermedad”, especialmente en las enfermedades graves, crónicas o terminales.     También podemos investigar la medida y aplicación de intervenciones logoterapéuticas en la dimensión noógena de pacientes adictos, delincuentes, menores abandonados, violencia familiar o depresiones. Profundizar el análisis de un tema que es de lectura obligada en periódicos la propensión a suicidios y caída en el vacío existencial ante las crisis económicas, tema  brillantemente desarrollado por Frankl en “Ante el vacío existencial”.

          Esta descripción de los aspectos principales a tener en cuenta para la validación de la Logoterapia quiere animarlos y desafiarlos, en su mas profundo sentido etimológico, para que contribuyan con su trabajo y creatividad al desarrollo de esta disciplina.

Nuestro maestro nos enseñó que no incorporamos teoría, técnicas psicoterapéuticas o tests para “mayor gloria de los logoterapeutas”, sino que busquemos el beneficio de nuestros pacientes para que encuentren el sentido.

La Logoterapia es más que una técnica. La Logoterapia es apelación, es cura del otro, es arte y es compromiso. Debemos animarnos a medir si logramos saber del paciente lo que debemos saber. Y debemos ser humildes al aceptar que, seguramente, estará en nosotros la falla si no lo logramos. Debemos transmitir nuestro poco saber a los jóvenes, Logoterapeutas del siglo XXI, quienes deben mantener encendida la antorcha que guiará nuestras investigaciones. Debemos ayudar a desarrollar muchos mas obreros y evitar que florezcan tantos caciques o gurúes. El mensaje final es que debemos ampliar nuestro panorama, trabajar fuertemente en la investigación y degurificar definitivamente la Logoterapia.    



[1] Frankl, Viktor E.  - “La idea psicológica del hombre”, Ediciones Rialp, Madrid, 1984, pags. 183 y siguientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario